Durante el tiempo que regrese a la Universidad, como no se me permitio usar el carro porque mi marido
Baltazar lo necesitaba para el trabajo me iba en la bicicleta y asi que me vestia propiamente y a pelear
Con los perros. Qye tiempos aquellos tal parecia que el tiempo de alguna manera me retaba y estas
Fechas yo no me hiba a rajar.
Recuerdo que el Dr. Gonzalo Garza, era mi maestro de biologia pero era mi amigo del barrio. Durante el
Tiempo de la univercidad, Gonzalo tenia su apartamento en el estacionamiento de la escuela, cuando
Llegaba yo lo despertaba con el traqueteo de la bicicleta.
Amigos sinceros, que batallaron conmigo, porque las clases de biologia eran pesadas, pero nunca me
Raje.
Si tenia examen y estudiaba en la noche, y personas como Gonzalo no importaba que me reganara, ese
Respaldo ese animo que me trasmitian personas como el, fue lo que me llevo de la mano hasta que
Termine el ultimo examen. Poco despues de que termine la prueba, Gonzalo fallecio, esta es solo una
De las memorias que hago recuerdo. Y ya que el tiempo a pasado, todo viene a ser como un sueno,
Pienso que lo hice hasta lo imposible por salir Adelante y nunca deje que nadie me cambiara de
Pensamiento o intencion y Tambien nunca quise sentirme menos de mi marido Baltazar. No porque yo
Queria ser lo que me proponia sin dejar que nadie cambiara mi modo de pensar.
Pienso que el tiempo me paso volando, no se a donde se fueron todos los anos de mi vida y que en el
Libro de nuestras vidas vamos hacia el final sin darnos cuenta como si estuviese despertando de un
Sueno repentino, pero no es asi, es toda nuestra vida, hecha realidad con sus alegrias y desepciones
Pero gracias a Dios, fueron tantas las alegrias que no teno quejas de amarguras.
Maria Elena Salazar taught elementary school for 30 years in Brownsville ISD. She was married for almost 60 years with Baltazar Salazar, the love of her life; together they had 5 children who are all college graduates. Her grandchildren are also adults, and now she even has several great grandchildren. Mrs. Salazar enjoys writing poetry and short stories about her childhood and teaching days, creating arts and crafts, gardening, and visiting with family members and friends.
Back to Top