Tu tranquilidad engaña.
Debajo llevas tu corriente llena de historias.
Tu movimiento hacia al sur buscando su alivio en el golfo…
Y allí estoy yo.
Te has llevado el aroma del Ocote, ese protector llamado Palo Santo, lo tienes tú.
Te has llevado ese día, donde el pueblo se alumbra con la fogata, llamando a los sabios antepasados. En cada puerta un farol de colores hecho de papel nos dice que hay que celebrar.
Ese día sagrado en Guanajuato, te lo llevaste.
Tu corriente me lo quito.
Allí en tu fluido van esas manos tejedoras…
Manos pequeñas, morenas, con su piel liza que brilla como la luz del sol.
El arcoíris de hilos es bordado en una obra de arte no reconocida.
La aguja entra y sale creando una historia no compartida.
Allí en esos tejidos estoy yo…
Y tu corriente se los llevo.
Los granos del pozole flotan en la danza de tu movimiento.
El plato de pozole con su caldo rojo lleno de amor…
Cada grano con su hojuela de chile guajillo como si fue colocada delicadamente una por una. 
Ahora es solo un recuerdo.
Esa ofrenda…
Ese regalo humilde,
Tu corriente me lo arrebato.
El aire fresco al caer la tarde que avisa que es tiempo de descansar…
El consejo de la abuelita- montaña en la distancia…
El agua clara y medicinal del arroyo…
El viaje a pie por todo el valle…
Todo eso me robaste.
Mi Rio Grande, mi Rio Bravo me has “limpiado” de mí ser…
Tania grew up in the Rio Grande Valley. She loves to learn about the history and stories of places, buildings, and people. She is fond of learning from different creative processes. Her heart is filled with joy every time she sees someone become alive through artistic expression. Tania was born to create and hopes that writing can offer that creative space. This is the first time Tania shares her poetry.
Back to Top