Dicen que despues de la tormenta, llega la calma. Pienso que aqui en el valle fuimos muy afortunados en no tener derrumbes ni tormentas, como en otros lugares de Texas, donde si hubo desastres. No hubo inundacion aqui.
              Aqui gracias a Dios no vimos esos derumbamientso, donde la fuerza del agua llevaba ramas, muebles, animales, y casas. A mi me impresiono porque casi eso solamente uno lo ve en la television. Alli se ven los rios desbocadnose y arrastrando con todo lo que este a su paso, sientes la ferza implacable de los vientos que no se pueden controlar con las fuerzas del hombre. A mi lo que mas me impresiona son los enormes arboles sacados y el viento desde la raiz. Todo esto es como si fuera un mal sueno, donde te das cuenta lo inutil que somos contra el veinto y el agua.
              En estos casos es donde nos damos cuenta que cuando hay esos peligros, no hay color de piel que te detenga a ayudar a personas en peligro. Alli hay personas con hambre o sed o falta de abrigo y nos damos cuenta del gran pais donde vivimos y temenos mucho porque dar gracias a Dios.  A lo mejor Dios nos esta dando un tiron de orejas recordandonons que hay que ser humano con todo mundo.
              Y todavia nos falta la cota de la tormenta, y yo aveces pienso que todas estas tormentas y inundaciones por que pasan? Donde hay mas gente pobre donde sus casas las derrumban como si fueran plumitas que pesca un viento, por que las gentes que estan mas pobres y sus casas las devora el viento y quedan al interperie.  Gracias a Dios que aqui pronto se movilizan a refugiar gente del peligro, habren refugios para alimentar gente.
              Gracias Senor por el gran pais que nos cubre tal vez si no pasaran estas cosas no nos damos cuenta de lo que temenos, quizas Dios lo hace para darnos un tiron de orejas para decirnos “Que te pasa?” Vaz mal y son fuertes lecciones para la gente que pierde lo mucho o poco que tienen, y me recuerda mucho la cancion…La Vida No Vale Nada. Y la persona que escribio la cancion sabia lo que estaba escribiendo.
Maria Elena Salazar is a retired bilingual education teacher and writes every day. Mrs. Salazar is always creating from her small kitchen in Brownsville. Arts and crafts keep her hands and mind busy daily. After teaching almost 30 years for the local school district, her love of storytelling lives on with her countless tales of the good times and the not-so-good times. She is a widow of the late Baltazar Salazar Sr. and has 5 children and many great grandchildren.

You may also like

Back to Top